¿Y qué de la comunicación digital en la “NUEVA NORMALIDAD”?
skip to Main Content

Sin duda alguna la pandemia ha cambiado nuestro estilo de vida y por ende de consumo. Con el sacudón del Covid 19, muchas empresas tuvieron que empezar a fortalecer, repensar o cambiar por completo sus estrategias de marketing, pues ahora más que nunca es imprescindible el posicionamiento de las marcas. Ese posicionamiento ayuda a que los clientes sigan ahí durante y después de que todo esto pase. Ahora, las marcas deben buscar pelear por posicionamiento en un mundo sin barreras geográficas ni distancias: el mundo digital. Nuevas formas de convivir, nuevas maneras de disfrutar, nuevas alternativas de consumo, y distintas opciones para trabajar son muchas de las variables que deberán tenerse en cuenta al momento de comunicarse con los clientes, quienes necesitan estar cada vez más conectados con sus marcas.

Algunos sectores fueron y serán más favorecidos que otros, por ejemplo, de acuerdo con un informe publicado por la cámara de Comercio de Cali, en marzo de este año, “Domicilios” fue una de las palabras con mayor crecimiento en el número de búsquedas en Google (12%), mientras que “Netflix” creció 30%. Por el contrario, algunas de las búsquedas que registraron las mayores reducciones fueron “Restaurante” y “Cine”, con variaciones negativas de 19% y 41% respectivamente (Gráfico 8)

De esta forma es inevitable afirmar que las empresas deben rediseñar sus jugadas, cambiar sus planes, incorporar nuevos medios y patrones; de cierto modo, deben avanzar rápidamente para adaptarse a esta situación que aún hoy es bastante incierta.

Para esto se deben tener en cuenta tres factores clave:

  1. Estar presentes para el consumidor, hacerse visibles para ellos. Aquí, una mezcla estratégica entre contenido general, de Brand Awareness, en redes sociales, junto con canales directos y personalizados como email y SMS, es la clave.
  2. El cliente necesita, y más que necesitar, anhela saber todo lo que pasa con su marca y que de una u otra manera lo involucra. Muchas veces se vende más, no vendiendo. Es importante que el cliente se sienta parte de la marca y la marca parte del cliente. Webinars, sesiones virtuales, boletines informativos son muchas de las maneras en las que las marcas pueden mantener informado al cliente y hacerlo parte de su evolución.
  3. Cambiar los protocolos, adaptándose a la nueva realidad, pero sobre todo escuchando activamente a los usuarios pues son estos mismos los que darán las pautas para direccionar sus estrategias de comunicación. Para esto, tanto encuestas modales a través de email, sondeos en redes sociales, y encuestas sencillas por SMS son una gran alternativa.

Sin duda alguna la pandemia ha cambiado nuestro estilo de vida y por ende de consumo. Con el sacudón del Covid 19, muchas empresas tuvieron que empezar a fortalecer, repensar o cambiar por completo sus estrategias de marketing, pues ahora más que nunca es imprescindible el posicionamiento de las marcas. Ese posicionamiento ayuda a que los clientes sigan ahí durante y después de que todo esto pase. Ahora, las marcas deben buscar pelear por posicionamiento en un mundo sin barreras geográficas ni distancias: el mundo digital. Nuevas formas de convivir, nuevas maneras de disfrutar, nuevas alternativas de consumo, y distintas opciones para trabajar son muchas de las variables que deberán tenerse en cuenta al momento de comunicarse con los clientes, quienes necesitan estar cada vez más conectados con sus marcas.

Algunos sectores fueron y serán más favorecidos que otros, por ejemplo, de acuerdo con un informe publicado por la cámara de Comercio de Cali, en marzo de este año, “Domicilios” fue una de las palabras con mayor crecimiento en el número de búsquedas en Google (12%), mientras que “Netflix” creció 30%. Por el contrario, algunas de las búsquedas que registraron las mayores reducciones fueron “Restaurante” y “Cine”, con variaciones negativas de 19% y 41% respectivamente (Gráfico 8)

De esta forma es inevitable afirmar que las empresas deben rediseñar sus jugadas, cambiar sus planes, incorporar nuevos medios y patrones; de cierto modo, deben avanzar rápidamente para adaptarse a esta situación que aún hoy es bastante incierta.

Para esto se deben tener en cuenta tres factores clave:

  1. Estar presentes para el consumidor, hacerse visibles para ellos. Aquí, una mezcla estratégica entre contenido general, de Brand Awareness, en redes sociales, junto con canales directos y personalizados como email y SMS, es la clave.
  2. El cliente necesita, y más que necesitar, anhela saber todo lo que pasa con su marca y que de una u otra manera lo involucra. Muchas veces se vende más, no vendiendo. Es importante que el cliente se sienta parte de la marca y la marca parte del cliente. Webinars, sesiones virtuales, boletines informativos son muchas de las maneras en las que las marcas pueden mantener informado al cliente y hacerlo parte de su evolución.
  3. Cambiar los protocolos, adaptándose a la nueva realidad, pero sobre todo escuchando activamente a los usuarios pues son estos mismos los que darán las pautas para direccionar sus estrategias de comunicación. Para esto, tanto encuestas modales a través de email, sondeos en redes sociales, y encuestas sencillas por SMS son una gran alternativa.
This Post Has 0 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Gracias por registrarte

Serás el primero en ingresar a nuestra tienda cuando esté activa.