Si el futuro del trabajo es remoto ¿Cómo comunicarnos?
skip to Main Content

El 2022, será un año en el que se esperan cambios en la metodología de trabajo, resultantes sobre todo de la pandemia y la acelerada transformación digital de los últimos dos años; así lo confirma un estudio de ADP Research Institute, donde se afirma que el año entrante será importante para la transformación del mercado laboral, cuya evolución vendrá marcada por cuatro aspectos:

    1. Mejorar la visibilidad de los empleados:

      Es inevitable no pensar en una metodología híbrida (virtual y presencial) y con este panorama claro las empresas deberán buscar la manera de comprender las necesidades de su fuerza laboral y asegurarse de que aunque la convivencia no es igual (ya no es 100% física), sus colaboradores deberán poder participar y colaborar de forma segura, coherente y transparente. Se deberá crear un espacio de confianza, entre el colaborador, su equipo y los líderes, fundamentada en una cultura organizacional que los atraiga pero sobre todo capaz de retener a los existentes y a los nuevos talentos; evitando así las renuncias masivas.

    2. Crear una cultura en el lugar de trabajo basada en las personas y sus objetivos:

      Construir un espacio de trabajo bajo la premisa de que sea un lugar donde todos puedan prosperar y donde la flexibilidad, el balance y la autonomía que anhelan los colaboradores sea factible sin poner en riesgo la productividad de la compañía. Un “mejor” balance entre la vida personal y profesional, pero sobre todo, un espacio donde el crecimiento profesional tenga un papel primordial y permita la participación de cualquier colaborador sin importar el rol que tenga.

    3. Lograr mayor resiliencia a través del análisis de datos:

      Contar con datos en tiempo real, poder intercambiarlos, estar en contacto, usar aplicaciones y colaborar en la compañía convierten la “conexión” en un factor fundamental, por eso es necesario avanzar en este aspecto, evolucionar y abrirse a las nuevas posibilidades.

    4. Uso de la tecnología para responder a los retos relacionados con el capital humano:

      IA (Inteligencia Artificial) para muchos aún este concepto los transporta a la ciencia ficción, pero en 2022 la IA será una gran aliada si queremos optimizar tiempo, recursos, agilizar procesos, buscar oportunidades de crecimiento, evaluar la productividad y sumergirnos en una transformación que ya de por sí, es casi que obligatoria.

2022 llegará cargado de cambios que aunque muchas compañías ya empezaron a implementar, deberán fortalecer para adaptarse a esta transformación donde el colaborador se convertirá, mucho más que antes, en un eje central del proceso de crecimiento y evolución de la misma.

This Post Has 0 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Gracias por registrarte

Serás el primero en ingresar a nuestra tienda cuando esté activa.