Teletrabajo, Una modalidad que marca tendencias. | Sigma Móvil
skip to Main Content
EnglishSpanish

Lizeth Ocampo

Diseñadora Gráfica | Creadora de contenido |
Apasionada por la Comunicación Digital y Estratégica

Teletrabajo/Trabajo en casa. Una modalidad que marca tendencias. 

Hablar hoy de teletrabajo o trabajo en casa ya es bastante común, pero a muchas personas o empresas el término aún les genera un poco de incertidumbre. 

Empecemos por aclarar la diferencia entre los dos términos: el teletrabajo es una forma de trabajo en la que se opera sin tener que estar presencialmente en una oficina y cumpliendo un horario establecido. Dicho de otra forma, quien hace teletrabajo puede hacerlo desde cualquier lugar del mundo; por su parte, el trabajo en casa se trata de algo ocasional, acordado entre empleador y colaborador.

Como mencionaba inicialmente, aunque ya es muy común que las empresas adopten o hayan implementado alguno de estos dos modelos, hay otras que aún no se atreven, tal vez por desconocimiento de sus beneficios, por miedo a desmejorar sus resultados, por perder el “control” sobre sus colaboradores o incluso porque aún hay muchas que consideran que si el colaborador no está presencialmente su productividad disminuye. Teniendo estas premisas de base, debemos entender que la fuerza laboral con la que hoy contamos tiene otra manera de ver las cosas, pues la flexibilidad en los horarios, el poder de decisión y la conciliación con la vida personal terminan siendo sus principales motivadores, es por esto que el trabajo en casa o teletrabajo se convierte en una estrategia de crecimiento empresarial, que bien estructurada, podrá tener grandes beneficios para ambas partes.

¿Cómo implementarlo exitosamente?

Para la compañía:

  1. Definir las herramientas que se van a usar para mantener la comunicación: cerrar la brecha de canales será de gran ayuda pues de esta manera se focalizará la atención. 
  2. Establecer roles para liderar los equipos en remoto: Trabajar en pro de objetivos, de esta manera alineamos toda la fuerza productiva.
  3. Establecer un plan de trabajo: de esta manera cada integrante del equipo conoce cuáles son sus tareas y puede optimizar su tiempo.
  4. Coordinar llamadas/reuniones cortas de seguimiento: El hecho de no estar juntos físicamente en la oficina no implica que la comunicación deba desplazarse, por el contrario debe ser continua, más no invasiva. Aprovechemos estos espacios para revisar avances del plan de trabajo, resolver dudas u otros asuntos que surjan. 

Para el colaborador:

  1. Establece un horario y una rutina: aunque estar en casa es más cómodo también puede generar desorden si no separas tu tiempo y te organizas. 
  2. Evita las distracciones: Concéntrate en tu plan de trabajo, establece metas que te permitan cumplir con tus objetivos. Tu jefe no está junto a ti, así que depende de ti optimizar tu tiempo y tus tareas.
  3. Asigna un espacio adecuado para trabajar: la cama o el sofá definitivamente ¡no lo son!
  4. Haz pausas activas: estar en casa puede provocar que en medio de nuestra “comodidad” nos focalicemos tanto en el trabajo que se nos pase el tiempo y nos olvidemos de todo, pero recuerda ¡tener un descanso! Es necesario.

¿Y cuáles son los beneficios que se pueden obtener de estas modalidades?

Mencionaremos algunos 

Para las empresas

Para los colaboradores

  • Aumento de la productividad
  • Ahorro $ (mobiliario, oficinas)
  • Eliminación del absentismo laboral
  • Aumento del tiempo de permanencia de los colaboradores en la empresa.
  • Calidad de vida
  • Reducción del estrés
  • Disminución de gastos
  • Mayor autonomía, responsabilidad

Recuerda: El teletrabajo/trabajo en casa, se fundamenta en una relación de confianza recíproca, así, la empresa es flexible y los resultados de tu trabajo hablan por ti.

This Post Has 0 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Gracias por registrarte

Serás el primero en ingresar a nuestra tienda cuando esté activa.